EPIFLO®: Una Nueva y Mejor Manera de Tratar Las Heridas

EPIFLO® consiste en un concentrador de oxígeno pequeño, silencioso y desechable y una larga cánula (tubo) estéril de 60″. Se utiliza con cualquier apósito oclusivo estéril, cubriendo completamente la herida con cerca de oxígeno al 100 %. El paciente es libre para movilizarse y llevar vida diaria normal mientras a la vez recibe tratamiento las 24 horas del día. EPIFLO® puede ser usado cerca de la herida debajo de ropa sin afectar su funcionamiento.

Esta es la concentración de oxígeno producida por el dispositivo. Su tamaño real es de aproximadamente 2 ” x 2,5″ x 1″; el peso de EPIFLO® es de solo 3 onzas.


EPIFLO®: Pequeño y Ligero
EPIFLO® cuenta con autorización de la FDA para ofrecer dispositivos seguros y eficaces para la Oxigenoterapia Transdérmica Continua [TCOT] para el tratamiento de:

 

  • Ulceraciones de la piel debidas a la diabetes, estasis venosa, infecciones postquirúrgicas y lesiones gangrenosas (úlceras por presión, úlceras de decúbito)
  • Amputaciones y muñones infectados
  • Injertos de piel
  • Quemaduras
  • Congelaciones

Cómo Funciona

El aire que uno respira contiene 21 % de oxígeno. EPIFLO® extrae el oxígeno del aire, a una concentración de cerca del 100 % y “bombea” oxígeno concentrado a través de la cánula para cubrir la herida. La herida se cubre con un apósito completamente oclusivo de la elección de los médicos. El apósito no se infla y el paciente no tiene ninguna sensación del movimiento de aire. EPIFLO® proporciona un flujo lento, continuo y silencioso de oxígeno (3 ml/hr durante 15 días) el cual no secará la herida. Algunos médicos sugieren que EPIFLO® imita la entrega de la energía metabólica necesaria del flujo sanguíneo a las células privadas de oxígeno. EPIFLO® energiza el inicio del proceso de curación natural en las células isquémicas. El oxígeno ayuda a formar colágeno, tejido de granulación, nuevos vasos sanguíneos y piel.

Beneficios del Producto

Fácil de usar: No presenta condiciones especiales de almacenamiento – requiere de una capacitación mínima; posee un simple interruptor de encendido / apagado; se conecta al paciente en menos de 30 segundos

Seguro – EPIFLO® no es invasivo, no se ingiere, no utiliza tanques ni cámaras de almacenamiento de oxígeno.

Tratamiento continuo: Entrega un continuo e ininterrumpido suministro de oxígeno las 24 horas del día durante 15 días.

Conveniente: No es necesario realizar viajes diarios al hospital para recibir un tratamiento con oxígeno – solo se requieren cambios de apósitos según sea necesario para mantener la herida bien cuidada.

Efectivo: Puede utilizarse para el tratamiento de una amplia lista de heridas crónicas. Su eficacia ha sido probada en las más obstinadas heridas crónicas que no cicatrizan o de lenta cicatrización. (Ver instrucciones más abajo).

Instrucciones de uso

Vea la Página de Instrucciones de uso de EPIFLO® o las instrucciones adjuntas con el producto para obtener mayor información acerca de cómo se aplica